sábado, 26 de marzo de 2011

Mario Iceta preside la Eucaristía por la Vida

Como viene siendo habitual en los últimos años, la Jornada por la Vida se celebró ayer 25 de marzo, Festividad de la Encarnación del Señor. El lema de este año es “Siempre hay una razón para vivir”.

El obispo de Bilbao, Mario Iceta, presidió, una Eucaristía a las siete de la tarde, en la catedral de Santiago, con motivo de la celebración de la Jornada por la Vida. Para esta fecha, la Subcomisión para la Familia y la Defensa de la Vida, de la Conferencia Episcopal, a la que pertenece monseñor Iceta, ha elaborado un mensaje con el título “Siempre hay una razón para vivir”.

Los obispos, comienzan su carta para esta Jornada, diciendo que la vida de cada ser humano es sagrada:


“tiene su origen en el amor eterno de Dios que ha querido que cada persona sea imagen de su gloria y participe de la misma filiación de su Hijo. Por eso la vida es un bien y cuidar la vida un deber”.

En su misiva destacan que:


"sin embargo, existe en la actualidad una oscuridad que lleva a no apreciar la grandeza y belleza de cada vida humana amada eternamente por Dios. Esta falta de luz afecta en primer lugar –afirman los prelados- al reconocimiento de la dignidad personal del ser humano desde el instante de su concepción, tal y como hemos podido comprobar nuevamente con la reciente aprobación de la última ley del aborto que hace de este crimen un derecho”.

Para acceder al texto completo de la carta:

http://www.conferenciaepiscopal.es/images/stories/Jornadas/2011/vidanotaobispos.pdf



No hay comentarios: