viernes, 10 de junio de 2011

Financiación de la JMJ

Desde hace ya unos meses, muchas voces se están levantando en contra de la JMJ por tres motivos principalmente:

1º La cantidad de dinero que se va a gastar cuando estamos inmersos en una crisis.
2º La subvención por parte de empresas privadas
3º Las dificultades que tienen los jóvenes de países con bajo poder adquisitivo para poder acudir a la JMJ

Respecto al primero, se ve anulado por el segundo.

Con el dinero que se está obteniendo de la subvención de empresas privadas, sumado a las cuotas que están pagando los jóvenes que van a acudir, el coste para el estado (excluyendo gastos de tipo general que son comunes a cualquier otro acto público de estas características) es nulo, e incluso el estado, la comunidad de Madrid, y las Diócesis de acogida, ingresarán dinero que gastarán los visitantes de otros países.

Respecto al segundo motivo, lo más triste de todo es que es una crítica que viene desde dentro de la propia Iglesia como podéis ver en esta Viñeta que nuestro querido amigo Cortés ha preparado para Redes Cristianas e Iglesia de Base de Madrid.



¿Dónde está el problema en que empresas privadas subvencionen parte de los gastos de la JMJ? La JMJ consigue reducir las cuotas que deben pagar los jóvenes que asisten (lo cual es de agradecer en medio de una crisis global), reducir aún más las de los jóvenes procedentes de países en vías de desarrollo, evitar cualquier gasto a la administración pública y además, las empresas que participan, obtienen publicidad.

Cierto es que las empresas que participan, obtienen deducciones fiscales al considerarse la JMJ "acontecimiento de excepcional interés público", pero también hay que dejar claro, que esta denominación la tienen otros muchos eventos culturales y deportivos, sin que nadie ponga el grito en el cielo.

¿Quién pierde? Absolutamente nadie, todos salimos ganando. El efecto de sinergia es perfecto, aunque a muchos les pese.

Y al que le pese, sólo le puedo pedir una cosa. Que sea coherente y deje de usar los servicios de las empresas colaboradoras.


Respecto al tercer motivo de nuevo quiero recordar a los que usan esta afirmación demagógica, que las inscripciones a la JMJ incluyen un donativo para ayudar a que puedan asistir jóvenes de países con dificultades económicas. Además, el precio de los paquetes de alojamiento/comida para estos países vale la mitad, y probablemente estén por debajo de su coste real.

¿Sugiere el sector crítico dejar de hacer/organizar todo aquello en lo que los jóvenes que no tienen recursos económicos no puedan participar?

¿Sugiere el sector crítico que se organice la JMJ en un país en vías de desarrollo?

Es más que probable que la organización de un evento de estas características sea inviable tanto por motivos económicos como de seguridad en países con dificultades económica, ya que les supondría un gasto logístico y económico difícilmente asumible y peligroso.

En relación a este tema, ahí van los links a dos artículos. Que cada uno saque sus conclusiones:




8 comentarios:

Rosario Martin dijo...

Con todos mis respetos, y desde la idea de que la Verdad nos hace libres. Viendo a los patrocinadores, me encuentro rápidamente con el Banco Santander y el señor Botín. Por favor, vean este video:

http://www.youtube.com/watch?v=VlelJa79Juo&t=0m22s

¿De verdad que se sienten orgullosos de estos patrocinadores? ¿Estos patrocinadores defienden los valores evangélicos? Mi recomendación: austeridad. Financiación a través de los fieles. La forma también es el Mensaje.

Juan Evangelista dijo...

Totalmene de acuerdo en afirmar que el Santander, y algunos de los colaboradores, no son un gran referente evangélico.

No obstante, prefiero que el Señor Botín ponga parte de su pastón, a que lo ponga el Estado.

Al fin y al cabo, los clientes del Santander son libres para retirar su dinero del Banco, pero impuestos, los tenemos que pagar todos sin poder opinar en el uso que se hacer de los mismos.

Rosario Martin dijo...

Bien, me alegro de que esté de acuerdo sobre los financiadores.
Sobre cómo usa el Estado los impuestos, de acuerdo también: es momento de que nos movamos para que esto cambie (algunos nos estamos moviendo ya).
Sobre retirar el dinero de los bancos especuladores, algunos también lo estamos haciendo: banca ética.
Insisto en la austeridad en momentos de crisis. Insisto en que la forma también es el Mensaje.
No podemos ir mano a mano con los poderosos de la Tierra y querer a la vez defender el Mensaje de Jesús.

Anónimo dijo...

Un artículo interesante al respecto

http://es.globedia.com/comentarios-tendenciosos-financiacion-jmj

Juan Evangelista dijo...

Gracias por la aportación.

Anónimo dijo...

Un artículo muy interesante al respecto


http://globedia.com/comentarios-tendenciosos-financiacion-jmj

Juan Evangelista dijo...

Gracias por la aportación.

Juan Evangelista dijo...

Bueno, regracias, porque es el mismo enlace que hace unos días ;-)