jueves, 7 de julio de 2011

Adoración y Sagrada Escritura

Como muchas otras tradiciones en la Iglesia, la Adoración Eucarística no se comenzó a practicar desde las primeras comunidades cristianas, sino que surgió más tarde y se estableció formalmente en el Siglo XIII.

Este argumento es el esgrimido en muchas ocasiones para rechazar la Adoración como algo "auténtico" del Cristianismo. Aunque de acuerdo a esta argumentación, deberíamos despojarnos de prácticamente todas las prácticas cristianas.

También hay muchos críticos que realizan la equivalencia ADORACIÓN = IDOLATRÍA, sin pararse a pensar que dentro del propio Evangelio, del Nuevo Testamento e incluso en el Antiguo Testamento hay muchas referencias de Adoración a Dios, las cuales no implican idolatría alguna, porque están dirigidas sólo a Dios.

  • Nacimiento de Jesús: «¿Dónde está el Rey de los judíos que ha nacido? Porque hemos visto su estrella y venimos a adorarlo (proskyneo)» (Mt 2, 2);«Entraron en la casa, vieron al niño con María, su madre, y cayendo de rodillas lo adoraron; después, abriendo los cofres, le ofrecieron regalos: oro, incienso y mirra» (Mt 2, 11).
  • Curación del ciego de nacimiento: «Oyó Jesús que lo habían expulsado, lo encontró y le dijo: “¿Crees tú en el Hijo del hombre?”. El contestó: “¿Y quién es, Señor, para que crea en él?”. Jesús le dijo: “Lo estás viendo: el que está hablando, ése es”. Él dijo: “Creo, Señor”. Y le adoró (proskyneo) (y se postró ante él)» (Jn 9, 35-38).
  • Jesús camina sobre las aguas: «Enseguida Jesús extendió la mano, lo agarró y le dijo: “¡Hombre de poca fe! ¿Por qué has dudado?”. En cuanto subió a la barca le adoraron (proskyneo) (se postraron ante él) diciendo: “Realmente eres Hijo de Dios”» (Mt 14, 31-33).
  • Aparición de Jesús resucitado: «De pronto, Jesús les salió al encuentro y les dijo: “Alegraos”. Ellas se acercaron, le abrazaron los pies y le adoraron (proskyneo) (se postraron ante él)» (Mt 28, 9).
  • Ascensión al Cielo: «Y mientras los bendecía, se separó de ellos, y fue llevado al cielo. Ellos le adoraron (proskyneo) y se volvieron a Jerusalén con gran alegría» (Lc 24, 50-52).
  • Misión de los discípulos: «Los once discípulos se fueron a Galilea, al monte que Jesús les había indicado. Al verlo, ellos le adoraron (proskyneo) (se postraron ante él), pero algunos dudaron. Acercándose a ellos, Jesús les dijo: “Se me ha dado pleno poder en el cielo y en la tierra. Id, pues, y haced discípulos a todos los pueblos, bautizándolos en el nombre del Padre y del Hijo y del Espíritu Santo; enseñándoles a guardar todo lo que os he mandado. Y sabed que yo estoy con vosotros todos los días, hasta el final de los tiempos”» (Mt 28, 16-20).
  • Adoración expresada en las cartas paulinas: «Al nombre de Jesús toda rodilla se doble en el cielo, en la tierra y en el abismo; y toda lengua proclame que Jesús es Señor, para gloria de Dios Padre» (Flp 2, 10-11).
El pasado día 22 de Junio y dentro de la Conferencia Internacional de Adoración Eucarística que se celebró en Roma, José Ignacio Munilla, Obispo de san Sebastián, pronuncio una Conferencia (de la que hemos extraído las citas anteriores) muy interesante e instructiva sobre la relación que hay entre la Sagrada Escritura y la Eucaristía. Una prueba de que la Adoración no es ningún invento ni ninguna forma de idolatría.

La podéis leer en el siguiente enlace.

http://bit.ly/qkFqzL

Por supuesto y como dije en mi anterior post, la Adoración no es algo obligatorio que deba imponerse a nadie, sino una Herramienta que nos ayuda a entender mejor el misterio de la Eucaristía y a estar un rato a solas con Dios para ponernos en sus manos.

No hay comentarios: