lunes, 25 de julio de 2011

Valoraciones de Monseñor Munilla acerca de la Pastoral Vocacional en la Diócesis de San Sebastián

El Foro de Curas de Bizkaia acaba de publicar en su Web el Acta de la reunión del último Consejo Presbiterial de San Sebastián celebrado el pasado 20 de Junio.

http://bit.ly/nmZQAI

En primer lugar, quiero agradecer al Foro el haberla publicado ya que de no haber sido así, no hubiera podido leer el acertado análisis de la situación actual de la Pastoral Vocacional que hace el Obispo Munilla.

En segundo lugar me gustaría que el Foro aportara su opinión o al menos el motivo por el cual publican este acta, ya que para variar, siguen pegando noticias en su Web, sin opinar sobre ellas o indicar cual es el objetivo de la información ¿¿¿???. 

A continuación pego un pequeño extracto de este Acta en el cual Munilla desgrana la situación actual de la Pastoral Vocacional. No puedo estar más de acuerdo con los puntos enumerados:



Uno de los grandes retos de la diócesis es la “alerta vocacional”. La Iglesia Universal tiene un número record de seminaristas a nivel mundial. En contraste está la distribución de las vocaciones. La alerta está en el número de seminaristas en nuestra diócesis. En el número de curas todavía no, aunque la edad media sea de 73 años, la más alta de España.

¿Qué lectura hacemos de los signos de los tiempos? ¿Qué teníamos demasiados curas y que no hacen falta tantos para la evangelización? A nivel de Iglesia Universal no podríamos decir eso. ¿Qué es una crisis providencial para integrar a los laicos en las responsabilidades de la Iglesia? Me parece un argumento débil. Un presbiterio fuerte y celoso daría un laicado fuerte. También los seglares están envejeciendo a un ritmo similar a los presbíteros.

Existe el peligro de entender como específico del seglar su clericalización: distribuir la comunión, hacer las lecturas… Un laico no es un monaguillo muy enterado.

El proceso de secularización es tan brutal y fuerte que ha afectado no sólo a los fieles sino también al conjunto de todas las vocaciones específicas. Hemos bajado el listón de las exigencias evangélicas:

- Entre nosotros ha desaparecido el hábito de hacer anualmente los Ejercicios Espirituales.
- Los sacerdotes no tienen acompañante espiritual.
- La oración personal la estimamos, pero no sé cómo la vivimos.
- Quien no tiene una vivencia de la Penitencia no puede tener claro qué debe ofrecer a los jóvenes.
- La presentación del mensaje de Cristo es débil, políticamente correcta.
- Fruto de la secularización interna, hacemos una presentación de Cristo que no enamora, que no engancha.
- Falta la Pastoral Juvenil. No sabemos cómo hacerlo, no nos sentimos capaces. El Secretariado Diocesano de Pastoral Juvenil estaba cerrado cuando yo llegué.
- La Pastoral Juvenil está ligada a la Pastoral Vocacional. En muchas diócesis están unidas en una sola delegación. La Pastoral Juvenil tiene que abrirse a nuevas perspectivas.
- Hemos hacer una lectura humilde y abrirnos a nuevas experiencias cuando las cosas no funcionan. Hemos de tener libertad interior para ver qué es lo que bendice el Señor. Cuando hay eficacia pastoral se ve que actúa el Espíritu Santo. La Iglesia es apostólica y carismática y ambos deben de ir de la mano.
- Nos propusimos impulsar la Pastoral Vocacional desde la convocatoria de las JMJ. Puede ser algo elitista –dicen algunos–, por el tipo de jóvenes que aparecerán. Entre los jóvenes que se ofrecieron voluntarios a llevar la Cruz, el Señor ha suscitado alguna vocación. Llamamos a esto velocidad 1ª. Pero la Pastoral Vocacional ha de tener una velocidad 2ª: La Pastoral de la Confirmación, las JMJ. En esta convocatoria tiene incidencia el 95% de los campos pastorales de las diócesis. El fruto de la JMJ estará proporcionalmente ligado al acompañamiento espiritual que hagamos en el post-JMJ.
- Se dice que para llegar a los jóvenes hay que ser joven. No me adhiero a esa tesis. El acompañamiento y la paternidad para el joven puede ejercerla un sacerdote mayor.
- Es mortal que se haya abandonado la 1ª fórmula de la celebración de la Penitencia.
- Hemos perdido el celo vocacional de nuestro sacerdocio.
- El tema de la Pastoral Vocacional lo lleva el Obispo en directo. Los chicos que van a entrar en el Seminario ha tenido entrevistas en directo.
Éste es el diagnóstico que hago de nuestra alerta vocacional.

Todos los medios de comunicación se han hecho eco del rechazo del Consejo Presbiterial al traslado de los seminaristas de San Sebastián a Pamplona. Sin embargo pocos medios hacen un análisis de los motivos que llevan a esta decisión, y más importante aún, un análisis de quienes son los responsables de la situación actual de la Pastoral Vocacional en San Sebastián (Munilla precisamente no lo es)

La situación de esta Pastoral en la Diócesis de San Sebastián es responsabilidad de los que ahora se quejan de las medidas adoptadas por el Obispo.

Si durante estos últimos años en Guipúzcoa se hubiera evangelizado desde la Fe en el Dios de Jesucristo y no desde la Fe en el "Jaungoikoa eta Lege zarra", otro gallo nos cantaría y no habría hecho falta tomar estas medidas que ahora tanto critican precisamente los que más responsabilidad tienen sobra la situación.

2 comentarios:

Juan Evangelista dijo...

Vaya....acabo de ver que quien filtró el acta en primer lugar fue Religión Digital...¿por qué será que no me extraña?

http://www.periodistadigital.com/religion/diocesis/2011/07/21/munilla-curas-iglesia-religion-san-sebastian-obispo-sacerdotes-acta-consejo-presbiteral.shtml

Juan Evangelista dijo...

Además, Religión Digital es uno de esos medios e des-comunicación que se centra en las críticas del Consejo a Munilla, sin ni siquiera enumerar los argumentos de este último.