sábado, 26 de noviembre de 2011

La doble moral de IU

La Gaceta - 16 de Noviembre
La doble moral de IU al pedir que se cobre el IBI a la Iglesia
Izquierda Unida, en un ejercicio más de demagogia, ha pedido que en esta época de crisis que los inmuebles de la Iglesia y del Estado de la capital paguen el Impuesto sobre Bienes e Inmuebles (IBI).

Lo que Izquierda Unida oculta cuando realiza este tipo de reclamaciones, es que no solamente la Iglesia y el Estado tienen exenciones en este impuesto, sino que los propios partidos políticos y los sindicatos gozan de enormes privilegios fiscales, pero que lógicamente a los comunistas de Izquierda Unida no les interesa recordar. Tampoco piden que se retire este beneficio a los edificios que tutela la religión islámica. Sólo la Iglesia Católica. Veamos unas aclaraciones sobre el Impuesto sobre Bienes Inmuebles o IBI.

La exención del IBI no es en absoluto un privilegio especial de la Iglesia Católica. Por ley están exentos de este impuesto:

  • Servicios públicos (Defensa, Seguridad, Educación y Servicios penitenciarios).
  • Los inmuebles destinados a usos religiosos por aplicación de Convenios con la Santa Sede, con Federación de Entidades Religiosas Evangélicas, con Federación de Comunidades Israelitas y con la Comisión Islámica.
  • Sujetos a la Ley de Régimen Fiscal de las entidades sin fines lucrativos.
  • Pertenecientes a gobiernos extranjeros o que les sea de aplicación la exención por convenios internacionales.
  • Los pertenecientes a Cruz Roja.
  • Los terrenos ocupados por las líneas de ferrocarriles y los edificios enclavados en los mismos terrenos.
  • Colegios concertados.
  • Pertenecientes al patrimonio histórico-artístico y dentro de este: 1. Las declaradas expresa e individualmente Monumento o Jardín Histórico y estén inscritos como tales en el Registro de Bienes de Interés Cultural. 2. Los inmuebles ubicados dentro de la zona arqueológica Recinto Histórico de Madrid e incluidos en el Plan General como objeto de especial protección. 3. Los inmuebles ubicados dentro del Conjunto Histórico del Recinto de la Villa de Madrid, catalogados como objeto de protección integral o singular y con una antigüedad igual o superior a 50 años.
Con esta aclaración, ya ven que nadie en Izquierda Unida pide se quiten las ventajas fiscales a los partidos políticos y a los sindicatos, que no tienen que declarar lo ingresado por cuotas, subvenciones, donaciones o los rendimientos de sus actividades económicas. Tampoco piden que paguen el IBI las mezquitas o los templos budistas, las embajadas, los colegios o los grandes palacios. No piden que lo paguen las comisarías, el ejército, las estaciones de RENFE, etc. Nada. Que lo pague la Iglesia.

En una carta que circula por Interner atribuida a un sacerdote de una parroquia de Madrid se recuerda la actividad que lleva la Iglesia Católica, principalmente a través de los comedores sociales de Cáritas y con la atención a los pobres.

Sólo en 2010, Cáritas destino 22 millones de euros para atender a los más desfavorecidos en Madrid. 114.000 personas recibieron la ayuda de esta institución de la Iglesia Católica. En España casi un millón de personas han recibido ayuda de Cáritas. Cada día que pasa llegan nuevos pobres a los comedores de Cáritas y a las parroquias solicitando una ayuda. ¿Qué hacen los partidos políticos? ¿Y las embajadas? ¿Y el ayuntamientos? No los mandan a los sindicatos, ni a las mezquitas, ni a los edificios públicos. No. Los mandan a las parroquias, porque ellos andan justos de presupuesto.



No hay comentarios: